DESARMANDO LOS ARGUMENTOS CIRCULARES
Y LAS SUPOSICIONES DE LOS CRISTIANOS

Winston Wu

Desarmando los principales argumentos

Estas son las principales razones que los cristianos aducen para tratar de probar la validez de su religión y de la Biblia. Fueron formuladas por apologistas, evangelistas y escritores para defender la fe de los creyentes y tratar de proporcionar razones para un sólido fundamento a favor de ella. Por encima, para alguien con poco conocimiento o un conocimiento superficial del cristianismo, estas razones pueden sonar como que tienen sentido. Sin embargo, para los que conocen la versión completa y no censurada de la historia y el cristianismo, no retienen agua en absoluto. Son muy fáciles de desarmar, a menos que su mente esté cautiva del fanatismo y la doctrina. Todo lo que usted necesita es una amplia perspectiva, buena capacidad de razonamiento, sentido común, y conocimiento de los hechos.

Muy bien, comencemos. Por cuestiones de referencias, numeraré cada uno de los argumentos que critique y refute. También, cuando cite versículos bíblicos, la mayoría serán de la Reina Valera 1960, a menos que el pasaje no sea muy legible, en cuyo caso puede que yo use otra versión, como
la Nueva Versión Internacional.

Argumento # 1: La Biblia es la infalible Palabra de Dios.

Esta es la primera y más fundamental afirmación que los cristianos hacen cuando evangelizan. Se da por sentado que esto es verdad, pero si usted analiza el peso de la evidencia para esta doctrina, descubrirá que, en realidad, es tanto débil como casi inexistente. Primero que todo, la primera frase de este argumento, la de que la "Biblia es la Palabra de Dios", implica que el texto de los libros de la Biblia son las palabras de Dios palabra por palabra. Sin embargo, todos, incluyendo los cristianos, sabemos que los que escribieron esos libros eran seres humanos. La única diferencia es que los cristianos creen que los seres humanos (cuyas identidades son desconocidas) que escribieron la Biblia fueron guiados por Dios el Espíritu Santo y que, por lo tanto, las palabras de la Biblia son las de Dios, palabra por palabra y sin error. La cuestión, pues, se convierte en: ¿Lo son? Además, arguyen que, puesto que nosotros asumimos que Dios protegería sus propias palabras, la Biblia ha permanecido sin cambios.

Ahora bien, para comenzar, estas son enormes suposiciones. Se necesitaría MUCHO para probar o siquiera demostrar literalmente tales extravagantes afirmaciones. Sin embargo, Sin embargo, los cristianos evangelistas no sólo hacen estas suposiciones, sino que también asumen que son ciertas sin ninguna base real. En general, la cuestión no es cuestionada ni analizada en la iglesia en cuanto a si la Biblia es o no es la Palabra de Dios. Simplemente, se SUPONE que es así. Es una SUPOSICIÓN. Y descansa en un fundamento bien inestable, mucho más de lo que ellos podrían imaginarse. De lo que muchos cristianos no se dan cuenta y en lo que nunca piensan es que Dios mismo nunca les dijo directamente que la Biblia es su palabra. ¡Lo dijeron seres humanos falibles e imperfectos!

Para demostrar esto, he aquí una prueba interesante y sencilla que usted puede hacer. Vaya a la iglesia y pregúnteles a diez personas: "¿Cómo sabe usted que la Biblia es la palabra de Dios?" De la mayoría de ellos, usted recibirá una mirada de confusión o perplejidad, y algunos sólo dirán: "Porque la Biblia lo dice así", sin ofrecer ninguna otra razón. Por supuesto, algunos más informados usarán algunos de los argumentos mencionados en este libro, que yo refuto. Pero, lo que usted puede aprender de este experimento es que la mayoría de los cristianos no sabe por qué deben creer que la Biblia es la palabra de Dios. Vea usted, han sido condicionados social y psicológicamente para suponer y dar por sentado que lo es. Se les ha enseñado inconscientemente que es un hecho simple, lo mismo que decir que el cielo es azul y la hierba es verde. Por eso, en su normal tren de pensamiento, ellos nunca cuestionarían por qué tienen que creer que la Biblia es la palabra de Dios.

Usted se preguntará por qué los cristianos nunca cuestionaron la inspiración de la Biblia al ser introducidos a ella. Bueno, yo creo que una de las principales razones por las cuales no cuestionaron la inspiración divina de la Biblia la primera vez, cuando se convirtieron, es la increíble promesa de la vida eterna que se les hace en la conversión. Están tan llenos de alegría y tan asombrados por el ofrecimiento gratis de la vida eterna en el cielo, sólo creyendo, que la parte izquierda de su cerebro nunca se detuvo a analizar lo que se les había predicado. Otra razón es que los predicadores y evangelistas usan a menudo los sentimientos, las emociones y conmovedores relatos, más bien que la razón, para convertir a la gente. O si fueron criados por familias cristianas, entonces por supuesto, como niños, no cuestionarían inicialmente su teología religiosa, pues los niños generalmente asumen que lo que sus padres les dicen es verdad.

Ahora, este es el gran horror. Lo que los seguidores de los fundamentalistas cristianos no saben y nunca se dan cuenta es: EN NINGUNA PARTE de la Biblia se afirma que todos los 66 libros son la palabra de Dios o que son infalibles. La doctrina de la inspiración y la infalibilidad bíblica fue concebida por fundamentalistas cristianos para crear un fundamento artificial para su fe. A los fundamentalistas les encanta citar 2 Timoteo 3:16; sin embargo, las "escrituras" a las que se alude en ese versículo son el Antiguo Testamento, y el término "inspiración" no significa "palabra de Dios" tampoco (es decir, si un árbol me inspira para que escriba un poema sobre él, ¿son mis palabras o las del árbol?).

En todo caso, la Biblia misma NI siquiera afirma que todos los 66 libros que contiene son infalibles. En ninguna parte. Punto. Esa afirmación la hacen los cristianos, no la Biblia ni Dios. En realidad, muchos de los autores de la Biblia no tenían ni idea de que sus libros serían canonizados para formar un libro que contenía la "infalible palabra de Dios". Hasta en las epístolas de Pablo, éste deja bien claro que él está escribiendo cartas personales, no dictando infalibles palabras de Dios. ¡Hasta dice literalmente en tres versículos de sus epístolas que éstas son palabras suyas, no de Dios! (Vea los ejemplos más abajo).

Pero, aunque la Biblia afirmara realmente ser la palabra de Dios o infalible, esto tampoco la convertiría en eso. Yo podría tomar cualquiera de los millones de libros que hay en el mundo, y escribir en alguna parte de él: "Este libro es la palabra de Dios. Es infalible". Pero, ¿eso lo haría palabra de Dios e infalible?

Sin embargo, hay dos vagos versículos que los cristianos usan para intentar probar que la Biblia es la palabra de Dios. Estos dos versículos suscitan problemas y dan lugar a más preguntas que los predicadores no resuelven, porque no pueden. Examinémoslos ahora. Aquí está el primero.

2 Timoteo 3:16."Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia".

1) Primero que todo, la expresión "toda Escritura" podría fácil y lógicamente referirse al Antiguo Testamento o a los Diez Mandamientos porque a) Jesús usó la palabra escritura muchas veces para referirse a los cánones del Antiguo Testamento; así que, para ser consistentes, debemos suponer que aquí también, y b) cuando este versículo se escribió, el Nuevo Testamento, como lo tenemos hoy día, ¡ni siquiera había sido compilado todavía! Ahora bien, puesto que la moderna teología cristiana evangélica se basa principalmente en las enseñanzas del Nuevo Testamento, eso significa que ¡este versículo ni siquiera apoya las principales enseñanzas teológicas actuales!

2) Segundo, sólo porque alguien fue "inspirado" por algo para que escribiera no significa que lo que causó la inspiración escribió directamente palabra por palabra. Eso no es siquiera lo que la palabra "inspiración" significa. Por ejemplo, si una hermosa puesta de sol me inspira para escribir un poema, eso no significa que la puesta de sol misma escribió el poema; sólo signfica que la puesta de sol me motivó para escribirlo. Obviamente, la definición de la palabra inspirar no es que el "inspirador" está dictando sus palabras una por una como si fueran suyas. He aquí la definición de "inspirar" tomada del American Heritage Dictionary:

1.  Afectar, guiar, o despertar por medio de influencia divina.
2.  Llenar de emoción animadora o exaltadora: himnos que inspiran a la congregación; un artista que fue inspirado por el expresionismo.
3a. Estimular a la acción, motivar: un equipo de vendedores que fue inspirado por la perspectiva de un bono. b. Afectar o tocar: La hojas que caían le inspiraron tristeza.
4.  Hacer salir; provocar, despertar: un maestro que inspira admiración y respeto.
5.  Ser la causa de o el origen de; ocasionar: un invento que inspiró muchas imitaciones.
6.  Aspirar (aire) o inhalar.
7.  Arcaico a. Insuflar. b. Soplar.

3) Tercero, sin importar a qué se refiera este versículo, un solo versículo en más de 33,000 versículos bíblicos no hace a todos los versículos divinamente inspirados, especialmente los versículos de los otros libros de la Biblia que no siempre concuerdan entre sí. Así que la idea de que un versículo de un libro demuestra la divinidad de todos los 66 libros es completamente absurda y disparatada. Y, como sabemos, las palabras son sólo eso - palabras. Ellas no crean realidad ni hechos. Por lo tanto, sólo porque un versículo como éste da a entender que la Biblia es la palabra de Dios no hace a la Biblia entera la palabra de Dios. En realidad, la mayoría de los libros de la Biblia ni siquiera dicen que son la palabra de Dios. Ni siquiera Pablo afirmó que sus cartas y epístolas eran la palabra de Dios. Sin embargo, aunque centenares o millares de versículos de la Biblia dijeran que ellos son la palabra de Dios, eso todavía no los hace eso tampoco. Yo podría tomar cualquier libro del mundo y escribir en cualquier parte de él las palabras: "Todas las palabras de este libro fueron dadas por inspiración de Dios ...", pero, ¿haría eso la palabra infalible de Dios?

Aunque la Biblia afirme contener las palabras de Dios cuando dice: "El Señor habló" o "Así dice el Señor"; aunque Dios realmente dijera esas cosas, eso no significa que, cuando Pablo dice "Digo yo" esto y aquéllo, es lo mismo. Tampoco significa que todos los versículos en que Dios habla directamente reflejan lo que realmente dijo.

Ahora, éste es el otro versículo que ellos usan para afirmar la inspiración divina de la Biblia.

2 Pedro 1:20, 21. "Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo".

Nuevamente, es obvio que el pasaje se refiere a los profetas, y quizás las escrituras, del Antiguo Testamento, no a la  Biblia entera. Por lo tanto, los tres problemas precedentes también se aplican a este versículo. Y como se ha mencionado, la teología y las enseñanzas cristianas se basan principalmente en la interpretación del Nuevo Testamento por parte de la iglesia.

Tres versículos dicen que la Biblia NO es la palabra de Dios

Ahora bien, ¡hay TRES versículos en el Nuevo Testamento que afirman que la Biblia NO es la exacta palabra de Dios! ¡Permítaseme mostrarlos!

1 Corintios 7:12. "Y a los demás, yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente  en vivir con él, no la abandone".

El apóstol Pablo dice claramente en la primera frase: "Yo digo, NO el Señor". ¡Está diciendo que las palabras que está a punto de pronunciar son de él, no de Dios! Está en lenguaje sencillo. Por sí solo, esto invalida técnicamente la doctrina fundamentalista de que cada una de las palabras de la Biblia ha sido pronunciada directamente por Dios. Por sí solo, esto hace trizas esta afirmación absoluta de ellos. No hay defensa. Sin embargo, hay otros dos versículos similares a éste que destruyen la doctrina aun más allá de lo necesario. Más adelante en el mismo capítulo, Pablo dice:

1 Corintios 7:25. "En cuanto a las vírgenes, no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel".

¿Ve usted aquí cómo Pablo está diciendo que él está usando su mejor juicio personal, y que lo que está diciendo no viene directamente de Dios? Está diciéndonos que está escribiendo su propia opinión. Entonces, en la siguiente carta a los Corintios, dice:

2 Corintios 11:17. "Lo que hablo, no lo hablo según el Señor, sino como en locura, con esta confianza de gloriarme".

Nuevamente, la misma afirmación de Pablo.

Los apologistas cristianos, cuando son confrontados con estos versículos, por lo general responden diciendo bien que:

1) Pablo estaba añadiendo a los mandamientos de Jesús, o
2) Pablo estaba siendo inspirado sin saberlo él mismo.

Ahora bien, esas son ciertamente explicaciones bien estrafalarias, que ni siquiera se refieren a este punto. Sea como sea, aunque esas dos explicaciones fueran verdaderas, todavía destrozan la doctrina de la infalibilidad bíblica. Y además, con respecto a la segunda explicación, ¿por qué "inspiraría" Dios a Pablo para que dijera que sus palabras NO eran de Dios?!

Ahora, sumemos los tantos. ¡UN versículo a TRES! Esta doctrina extrema fue hecha trizas tres veces seguidas. ¡Ha sido refutada al 300 por ciento! Fin del juego.

Además, todo lo que uno tiene que hacer es echar un vistazo a la línea inicial a las epístolas en el Nuevo Testamento por Pablo y otros autores, y notará fácilmente que el autor está dirigiendo su "carta" a una iglesia específica o a un específico grupo de personas en ese momento. Esto significa que es obvio en lenguaje claro que estaban escribiendo una carta a ciertas personas o congregaciones, bien para instruirlos o animarlos, y no escribiendo ningunas escrituras  infalibles para ser puestas en una Biblia y representar la palabra de Dios palabra por palabra para toda la humanidad!

Lo extraño es que, aunque los evangelistas y apologistas enfatizan esta doctrina de la infalibilidad bíblica tan fuerte y obsesivamente como si fuera el problema central, la Biblia misma no lo hace. En realidad, estos apologistas sólo tienen dos versos vagos que ellos usan para justificar esta doctrina central de ellos. Si esta doctrina de la infalibilidad bíblica fuera tan central para los cristianos, como dicen ellos, entonces, ¿por qué hay sólo dos versos vagos sobre ella de entre más de 33,000?

Como se mencionó antes, la doctrina de la infalibilidad bíblica no fue un dogma central del cristianismo sino hasta principios del siglo veinte, cuando la teoría de la evolución comenzó a ser enseñada como un hecho en los salones de clase. Fue entonces cuando los cristianos contraatacaron con esta doctrina. No sólo protegía a los dogmas cristianos del peligro de las enseñanzas darwinistas, sino que servía a otros propósitos también. Usted ve, sin la doctrina de que la Biblia es infalible y que cada una de sus palabras procede de Dios, se pondría un signo de interrogación en cada versículo. Cualquiera podría entonces elegir cuáles partes de ella quería que fuera la palabra de Dios y cuáles no, y eso socavaría grandemente la autoridad de la Biblia. Así que esta doctrina es necesaria para mantener intacta la religión. De lo contrario, los cristianos mismos no podrían sentirse seguros y confiados en que cada versículo de la Biblia es digno de confianza.
_____________________________________________________________________________________

| Contenido | TérminosIntroducción  | TeologiaCristiana| MentalidadCristiana | Argum1 |
Argum2Argum3 | Argum4 | Argum5 | Argum6 | Argum7 | Argum8 | Argum9 | Argum10
| Argum11 | Argum12 | Argum13 | Argum14 | Argum15 | Atrocidades | Imponderables |
| LaIglesiaNuncaDijo | DoctrSalvacion4Evan | Cristirano | JesusyBuda | ReligCanalEnergia |
| BondadosoPero | PuntosClavesCris |

Sección de Libros1

Index1